El mundo se lo come él solo, son esas marcas que quieres descubrir todos los rincones del planeta, esas marcas que se superan cada día más y quieren encontrar la autorrealización, son empresas que a través del descubrimiento se sienten libres, sin ataduras, ni el mismo universo es su límite.

Estas compañías tienen una personalidad extrovertida y algo descarada, son marcas que rompen los convencionalismos, su definición correcta: auténticos, libres y aventureros. Escapar del mundo, explorar y descubrir el mundo, esa es su visión empresarial.

Empresas como Amazon, RedBull y Virgin aplica este tipo de arquetipo de marca.

El mundo no tiene límites.

Viajero