El mandamás, el patrón, el que controla todo quiere reorganizar el mundo, mandar en su nicho de mercado, ser un referente, sin perder la estética ni la estabilidad. 

Su mayor miedo es perder el control y su seguridad, tornarse caótico.

Este arquetipo de marca busca gobernar la parada en el mercado, para las empresas que ya cuentan con reconocimiento de marca, es sencillo escalar hasta esta posición ya que cuentan con prestigio y fama, el publico dará la razón y el por qué dicen ser lo que es. Esta personalidad se construye a través de contenido de valor que realza la experiencia de una empresa, construyendo uno de los arquetipos mas tradicionales conocidos. Lo que se conoce como el arquetipo gobernador, lideres del sector, dando credibilidad con su producto / servicio para el que lo ve o lo tiene. Por eso se conoce como:

El líder de la manada

Jefe