El gracioso, el que hace bromas con todo, el cómico que hace disfrutar al resto, imprime un aire jovial y fresco, no le tiene miedo a entrar en temas algo pantanosos o punzantes. Estas marcas se caracterizan por tener un ambiente juvenil y jocoso. la mayoría de marcas de este tipo son las que están vinculadas a un nicho para un público despreocupado.

Este arquetipo suele usar colores muy intensos como el naranja o el amarillo, marcas como Fanta, Oreo y algunos productos empacados suelen usar este tipo de personalidad.

Ser feliz, divertir y no caer en el aburrimiento, esa es la clave.

Burlón