La nueva proyección en el futuro busca que más ciudades se conviertan en una red de distribución energética inteligente.

Las redes eléctricas inteligentes o por su nombre en inglés smart grids se define como la integración dinámica de los desarrollos de ingeniería eléctrica, complementado con los avances de la tecnología y de la información TICS. Abarca estrategias para potencializar la generación, transformación, distribución, almacenamiento, comercialización de la energía eléctrica y renovable. Esto en pocas palabras, les permite a los hogares y sectores industriales a generar energía bidireccional y que las casas y negocios no sólo sean consumidores de energía, sino también productores.

Las redes eléctricas inteligentes permiten abastecerse mutuamente el servicio energético, esto puede ser escalable con otros servicios potables o renovables.

Las smart grids funciona como redes de distribución eléctrica, combinado con la modernidad de las tecnologías de la información, produciendo datos de consumo y producción, aunque nos falta muchísima innovación y camino por establecer un modelo sostenible de smart grids en nuestras ciudades, ya que su desarrollo es muy complejo, incluso que el modelo de energía con el que contamos actualmente.

Las redes eléctricas inteligentes solo puede ser un micro-concepto de lo que se comenzará a llamar como smart cities, ciudades inteligentes donde sus servicios públicos como el agua o el gas funcionan de manera similar al modelo energético.

¿Qué beneficios traería consigo las smart grids? se medirá con precisión el consumo de energía, generando fiabilidad y calidad. Tal es el caso de una falla del suministro eléctrico, cuando esto ocurra, se podrá aislar el problema y abastecer a la ciudad con un suministro de emergencia.

Esto permite que las personas sepan su consumo en tiempo real, contribuyendo significativamente al ahorro, también mejorará el funcionamiento mundial del suministro eléctrico basados en los datos de producción y consumo. Contribuye a la sostenibilidad ambiental, incorporando las energías renovables, ayudando en la reducción de CO2.

La idea de las smart grids no es nueva, de hecho, se han desarrollado prototipos de este estilo desde 1980 y se busca que con estas redes inteligentes, sea un canal que viaje en dos direcciones, donde casas, fábricas, locales y proveedores, distribuyen la energía de manera equitativa para un mayor rendimiento de la energía eléctrica, aprovechando minuciosamente e inteligentemente el servicio. Un comienzo para el futuro próximo donde todos somos partícipes del cambio global.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s