El primer paso para edificar nuestra transformación digital es entender al público y adaptarse a las nuevas reglas del mercado.

En las anteriores entradas de Neurona hablamos de la importancia de la transformación digital y como esta es aplicada a la nueva cotidianidad empresarial, clases virtuales, conferencias, reuniones y todo lo que se nos pueda ocurrir hace parte de la nueva normalidad a la que estamos acostumbrados, de hecho, estudios recientes sobre medición en avance tecnológico y transformación digital han determinado que hemos como humanidad avanzado en los seis meses que estuvimos confinados, hubo una aceleración digital en lo que podríamos evolucionar sin pandemia, la cuarentena dio una rapidez de tres años tras la digitalización, esto quiere decir que estamos viviendo en tecnologías que normalmente veríamos en el 2023, por donde lo pensamos algo impresionante y que no podemos captar a la primera.

Gracias a la tecnología hemos estado conectados con nuestros lugar de estudio y de trabajo, ¿que sería de nosotros sin la hiperconectividad de nuestros tiempos? ¿como hubiese sido si nosotros estuviéramos en otra época, en otro tiempo, con otra tecnología? nuestro trabajo si estaría realmente en problemas, ahí es cuando la digitalización de nuestros procesos diarios se convierte en una necesidad.

El paso hacia una transformación completa es la digitalización, este consiste en “digitalizar” ese proceso, adaptándolo hacia las nuevas necesidades impuestas por el mercado, por nuestro entorno y por la sociedad en general.

La hiperconectividad gracias a la digitalización nos ha permitido ampliar nuestra oferta empresarial.

Nos hemos visto forzados en aplicar la nueva digitalización, gracias al Covid-19 todo se nos convirtió en pesadilla para muchos, ya que no contábamos con el conocimiento suficiente para manejar un correo, una videollamada, cosas simples que se nos volvieron tediosas, no solo esta condición hizo afección el virus, muchas empresas cerraron a razón de que necesariamente tiene que ser físicas, el turismo es un ejemplo del contraste que padeció a diferencia de cualquier empresa del sector tecnológico.

La digitalización permite no solo construir el camino hacia la transformación digital, aporta a la empresa una cultura organizacional en torno a ella. Durante la pandemia, la digitalización ha reducido los costos operativos en un 20%, inversión que ahora con la crisis económica se necesita urgente.

¿Que se logra con la digitalización? aumentar la productividad, robustecer el lazo de confianza y de contacto con los clientes, esto se logra a través de la optimización de los canales digitales, y aunque no se crea, se puede obtener otras fuentes de ingresos gracias a la digitalización: Monetización de contenido, pauta, entre otros son una de las ventajas a nombrar.

Hace 20 años atrás no teníamos ni idea del alcance que puede a tener nuestras empresas, ahora con el internet se alcanza a expandir nuestros servicios a nivel global, sin grandes cantidades de inversión podemos crecer fácilmente, fidelizando nuestro público y ofreciendo contenido de valor interesante para nuestra audiencia.

En cuanto al proceso empresarial, las organizaciones mantienen en tiempo real los cambios necesarios para implementar, además de la colaboración de los departamentos no como islas flotantes, sino como uno solo, acoplándose para optimizar un solo objetivo: el bienestar y el crecimiento de la compañía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s