La transformación digital ha innovado no solo en campos netamente comerciales, también en el sector educativo donde su presencia es necesaria.

En medio de la crisis generada por la pandemia, muchos institutos y centros educativos se han adaptado a la nueva normalidad. Existe un peligro latente ¿es seguro de enviar a los niños, adolescentes y universitarios a las aulas de clase?

En el momento se ha tomado una personalización de la modalidad presencial en el que el 30% de los estudiantes acuden a los sitios de educación, mientras que el 80% restante toman sus clases de manera remota. Por eso se ha transformado digitalmente la educación más sin embargo es una tarea de todos, padres, maestro y por supuesto los alumnos.

La transformación digital no se aplica solamente al marketing, a los procesos empresariales, también en estos casos se aplica a la educación y han sido los miles de beneficios de la educación a distancia, siempre y cuando se tenga constancia, perseverancia y disciplina, de hecho las universidades más grandes del mundo han aplicado el concepto de universidad a distancia como forma alterna para culminar sus estudios de pregrado, tal es el caso de la  Massachusetts Institute of Technology (MIT) o la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA)

La educación a distancia ya estaba ejerciendo en nuestra sociedad, pero ahora es más necesaria, el sector educativo ha creído que la emergencia sanitaria actual ha sido de manera transitoria, de duración promedia a dos semanas, pero el panorama ha sido completamente diferente, se ha visto el cambio en la modalidad de trabajo de los profesores donde han adoptado formatos como guías y material didáctico para los estudiantes aplicándolos a la nueva normalidad, un desafío tanto de educadores como en el estudiantado.

Tanto alumnos como estudiantes han adoptado una cultura digital para facilitar la educación remota.

Miremos el otro punto de vista, el de los hogares. Muchas familias no tenían conocimiento en las nuevas tecnologías, ni siquiera reconocían un enlace de YouTube, los correos electrónicos no existían o eran errados, casi la comunicación entre institución – casa era nula, es ahí donde se adquiere una cultura digital en pro de la educación y de seguir con el esfuerzo de los niños y jóvenes que a duras penas siguen en la lucha por aprender.

Esta situación se complica más si hablamos de educación en zonas rurales donde el acceso a internet es escaso y no se cuenta con equipos adecuados para la conexión de los niños. Es necesario que tanto el Gobierno como otras entidades sin ánimo de lucro se unan para garantizar la educación online y que más personas puedan tener una educación de calidad.

Ya hemos llegado a la flexibilización de los contenidos pedagógicos y de los contenidos programados para los alumnos, aún así, apostar por fomentar una educación donde se garantice el préstamo de los dispositivos electrónicos ayudaría significativamente a que más jóvenes no se atrasen en sus colegios o universidades. La transformación digital ha ayudado en la innovación de nuevas herramientas de estudio que permiten que más niños y jóvenes tengan su educación fija, segura y que el dilema de la presencialidad no afecte en absoluto a la culminación de sus estudios obligatorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s